Los consumidores de cannabis enfermos atribuyen mayor alivio de sus síntomas al THC que al CBD, según un nuevo estudio

A grandes rasgos suele hacerse la siguiente distinción entre los dos cannabinoides más populares del cannabis: el THC sirve para colocarse y el CBD para curarse. Como casi todas las generalizaciones, este aserto tiene bastantes matices, puede incluso que sea totalmente erróneo.

Un reciente estudio llevado a cabo por dos profesores de la Universidad de Nuevo México reveló que el THC resulta más eficaz a la hora de aliviar los síntomas de diversas dolencias que el “más socialmente aceptado CBD (cannabinol)”. Los resultados del estudio -que ha sido publicado en la revista Scientific Reportsdemuestran que el THC es más eficaz para aliviar los síntomas del autismo, en tanto el CBD puede agravarlos.

Para llegar a esta conclusión, los profesores de psicología Jacob Miguel Vigil, y de economía Sarah See Stith, utilizaron los datos en tiempo real de la app ReleafApp, la mayor base de datos de este tipo. A través de esta app, los pacientes informan de los efectos que tiene el uso del cannabis en sus respectivas dolencias.

Según un análisis de 19.910 sesiones autoadministradas de cannabis en 3.341 personas mediante la citada app, los pacientes mostraron una mejoría promedio de los síntomas de 3’5 en una escala de 11 puntos en las 27 categorías de síntomas medidos. En todas las características del producto, sólo los niveles más altos de THC se asociaron de forma independiente con un mayor alivio de los síntomas y con la prevalencia de efectos secundarios positivos y negativos. Por contra, los niveles de CBD generalmente no se asociaron con cambios significativos en los síntomas o experimentaron efectos secundarios.

Los investigadores descubrieron que el cannabis es más efectivo para el alivio de la inquietud, la irritabilidad, la ansiedad, la depresión, el apetito excesivo o insuficiente, el insomnio, las náuseas, el dolor gastrointestinal, el estrés y los temblores.

Según el profesor Vigil, el nuevo estudio ayudará a determinar “la eficacia, la dosificación, las formas de administración y los efectos secundarios de los productos cannábicos disponibles en EE.UU”. “Contrariamente a la creencia de la sabiduría popular -continúa Vigil- según la cual, solo el CBD tiene beneficios médicos, mientras el TCH únicamente coloca, nuestros resultados sugieren que el THC puede tener más beneficios terapéuticos que el CBD”.

Un ejemplo de la falsa dicotomía entre CBD y THC. Infografía original en Endoca.

Sea como fuere, no hay que olvidar que los cannabonoides no funcionan aisladamente, sino que se potencian mutuamente gracias al llamado “efecto séquito”. Según explica el Dr. John McPartland, “El cannabis es inherentemente polifarmacéutico y la sinergia surge de las interacciones entre sus múltiples componentes.”

Con información de Forbes y Scientific Reports.

¿Quieres semillas con alto contenido en THC? Prueba la nueva variedad G8: 23% de THC y bajo nivel de CBD.