Project Description

75% Indica 25% Sativa THC: 16% CBD: Bajo

OG KUSH

EFECTOS

Muy Potente, Duradero, Relajante, Eufórico, Equilibrado

AYUDA CON

Dolor crónico, Migrañas, Estrés, Espasmos musculares, Insomnio

SABORES

Diesel, Frutas del bosque y Cítricos

Variedad feminizada ideal para el cannabicultor amante de la marihuana de olores y sabores complejos. También para todos aquellos que deseen probar una variedad que ya es historia del cannabis contemporáneo.

OG Kush es una de las variedades más demandadas en el mundo entero y que debe estar en el catálogo de cualquier banco de semillas que se precie. Y en Cannopia cumplimos con este criterio con nuestra OG kush feminizada, que proviene de dos variedades con un linaje fuera de serie, una Lemon Thai y una Chemdawg.
El resultado es una planta de cannabis de intensos y complejos matices organolépticos, una explosiva mezcla de intenso olor a diesel, frutas del bosque y cítricos. Su efecto es extremadamente potente tanto a nivel físico como mental, aunque en función del usuario se puede manifestar como subidón energético o como una relajación más narcótica.

GENÉTICA

Lemon Thai x Chemdawg
75% Indica 25% Sativa

FLORACIÓN

Interior: 55 días.

Exterior: Su cosecha estará lista para principios / mediados de octubre.

PRODUCCIÓN

La OG Kush by Cannopia es una planta que desarrolla grandes producciones y con la que, en condiciones óptimas, podemos superar el kilogramo por planta si la cultivamos en exterior. En interior, puede llegar sin problemas a los 550 gramos por metro cuadrado. En cualquier caso obtendremos densos y prietos cogollos de color verde lima, muy resinosos, que se reparten en una gran cola central, acompañada de racimos por sus múltiples ramas satélites.

CULTIVO

Su rápido crecimiento hace de esta planta una opción ideal para el cultivador que quiera minimizar los riesgos y desarrollar una plantación sin contratiempos. Eso sí, se trata de una genética que prefiere los climas cálidos y húmedos, por lo que si se planta en exterior recomendamos se cultive en zonas con clima mediterráneo o, si se trata de latitudes más septentrionales, que se proteja en invernadero. En el interior hay que tener reservado un buen espacio vertical, o en su caso, utilizar técnicas de cultivo optimizado como el método SCROG, donde demostrará todo su potencial a la hora de expandirse en el plano horizontal.